Vanesa Perea es una atleta con un corazón gigante y una determinación inquebrantable.

Imagina… 420 kilómetros de terreno desafiante, desde las soleadas playas de Roquetas del Mar hasta la histórica ciudad de Jerez. Vanesa y su equipo, el KM43, no solo corrieron y caminaron, sino que también pedalearon en esta aventura épica. Cada paso, cada pedalada, tenía un propósito: recaudar fondos para una UnoEntreCienMil, una fundación que lucha incansablemente contra la leucemia infantil.

En cada etapa, se unieron a ellos amigos y compañeros de ruta, todos con un objetivo común: ayudar. Juntos, formaron un equipo imparable, compartiendo risas, sudor y la satisfacción de saber que estaban marcando consiguiendo su meta.

Reproducir vídeo
Reproducir vídeo
Email*
Introduce tu email