Solidarirun 4×12

A la hija de Juan le diagnosticaron un linfoma cuando tenía menos de 30 años y desde el principio tuvo claro que él quería hacer algo grande una vez la joven se recuperase.

Juan Olivenza, ese corredor de pañuelo y barba que tanto revuelo provocó en redes sociales a principios de 2024, recorrió los 1.000 kilómetros que separan Logroño de El Rocío (Huelva) en 26 días, un reto al que llamó «MI META, TU SONRISA».

Su objetivo era recaudar fondos y visibilizar la lucha contra el cáncer infantil, todo canalizado a través de la Asociación FARO – Asociación riojana de familiares y amigos de niños con cáncer.

Nadie puede expresarlo mejor que él:
“Es difícil explicar cómo me sentí, me sentí feliz, pero no sólo por haber completado el reto, sin también por lo que hemos conseguido: dar visibilidad a la enfermedad y 16.000 euros recaudados para la investigación porque no debemos olvidar que la investigación nos da las armas para luchar contra el monstruo»

Reproducir vídeo
Reproducir vídeo
Email*
Introduce tu email